El sexo tántrico es una herramienta que aumenta la conexión entre las parejas.

Si el sexo con tu pareja es monótono, esta forma de sexo consciente puede ayudarles.

Esta práctica ayuda a potenciar su sensibilidad y focalizar su energía en la satisfacción.

El sexo tántrico es una forma de tener intimidad con tu pareja basados en el Tantra.

Es un conjunto de textos y rituales religiosos esotéricos budistas e hindúes en los que el dios Shiva explica la filosofía del ritual tántrico. 

Este incluye la práctica del sexo consciente como camino para potenciar la sensibilidad humana y focalizar toda la energía en una satisfacción mutua.


En las sesiones de Tantra, las personas aprenden a respirar, a calmar estados de ansiedad, a superar inseguridades y a liberar todo su potencial creativo.


Con el sexo tántrico es posible aprender a dirigir la energía, a enfocarla e incluso a llegar al orgasmo sin estimulación manual y sin penetración. 

Si ese gran efecto se logra sin contacto, imagina los efectos que puede tener si se integra este conocimiento a la relación sexual genital en tu vida cotidiana.
Las parejas, al aprender a conectarse mejor, a admirar el cuerpo de su pareja, a reconocerse, a prestarse atención, a sentirse, a percibirse no solo física sino energéticamente, pueden crear una nueva realidad en sus vidas.

Notas relacionadas:

Descubre a qué edad la mujer disfruta más su sexualidad

Explora tu cuerpo y aprende a guiarlo hacia el mejor orgasmo que puedes conseguir

¿Cómo es el orgasmo de una mujer? Así identificas el placer femenino

Consejos prácticos para el sexo tántrico

Abre tu mente

Acepta que te queda mucho por aprender. 

Investiga, lee sobre sexo tántrico o date permiso de vivir la experiencia de un taller de esta clase.

Practica la presencia absoluta

Una manera simple es conectarte con tu pareja, brindándole toda tu energía. 

Esta conexión de atención te ayudará a vincularte de alma con tu pareja.

Cuerpo activo

Es necesario darle vitalidad al cuerpo. 

Procura practicar una disciplina que te permita gozar de buena energía y buen estado físico. 

El ejercicio puede elevar el apetito sexual y ayudarte a liberar toxinas para activar el cuerpo y mantener una sexualidad sana.

Alimenta tu espíritu

Las técnicas de respiración son vitales. A través del Tantra kriya yoga se logra una reactivación de la energía sexual. Este se basa en la afirmación de que la energía de las hormonas de las glándulas sexuales son las que ponen en funcionamiento el resto del sistema corporal.

Conexión simple

Las personas deben vivir para ser felices. 

Al apreciar las cosas simples de la vida, la conexión contigo misma y con los demás cambiará. 

Adopta este lema: “hacer el amor a la vida”.