En el mundo actual, con la saturación de información se ha generado un efecto inverso que propicia la transmisión errónea de datos. Resulta una ironía que cuando se cuenta con más opciones de conocimiento se ha obtenido exactamente lo contrario. Es un aspecto que impacta en diversos rubros de la vida.

En ese sentido, con el pasar de los años se han generado múltiples mitos en torno a las pastillas anticonceptivas. Para intentar aclarar la situación, te compartimos algunos mitos que debes dejar de creer. De igual forma, también te exponemos las realidades sobre su consumo.

Los mitos

Las pastillas anticonceptivas provocan cáncer
Sin un sustento científico surgió un rumor que aseguraba que este método de anticoncepción provocaba cáncer en las mujer. Jamás se pudo comprobar, aunque por desgracia existen quien piensan que es real. El consumo de las pastillas anticonceptivas no aumenta el riesgo a desarrollar algún tumor.

Las pastillas anticonceptivas causan infertilidad
Un error que a la fecha creen muchas personas es que las pastillas anticonceptivas causan infertilidad. La realidad es que eso no es cierto y se ha documentado en diversas ocasiones. Mientras se consuman mantienen protegida a las mujeres para evitar embarazos no deseados. En cambio, cuando se dejan de ingerir se puede procrear en cualquier momento.

Los anticonceptivos provocan obesidad
Otro de los mitos más comunes es acerca del presunto aumento de peso que provocan las pastillas. Lo cierto es que nunca se ha podido comprobar del todo. Aunque algunas mujeres que las consumen sí llegan a subir de peso, siempre tiende a ser producto de otros factores.

Y ahora las realidades

  • Es bastante probable que las mujeres que las consuman presenten sangrados vaginales entre sus períodos menstruales.
  • Otra realidad es que uno de los efectos secundarios más frecuentes son las nauseas.
  • También es común que las mujeres presenten un crecimiento en la dimensión de sus pechos.
  • Finalmente, también es frecuente que aumente la sensibilidad que tienen las mujeres en sus pechos.