Dentro de la vida de todas las personas es muy importante contar con una buena salud. Cuando se presenta algún problema lo ideal es acudir desde el primer síntoma con un médico y jamás automedicarse. Parece un proceso sencillo pero muchos se rehúsan a seguirlo al pie de la letra por diversos motivos. La situación se vuelve más complicada cuando se trata de acudir con un especialista.

En el caso específico del ginecólogo, la pregunta más recurrente de los padres de familia es saber a partir de qué momento es conveniente llevar a su hija. Se trata de un aspecto muy importante que normalmente no se aborda y por lo tanto las personas no saber cómo actuar.

En opinión de los propios ginecólogos, no existe una edad general para todos los casos sino que se debe tomar en cuenta la primera menstruación de la mujer. Cuando se presente es el momento preciso en el que se debe acudir con un especialista. A su vez, es pertinente recordar que se trata de una etapa que no ocurre por igual en las adolescentes. Normalmente se presenta entre los 10 y 15 años, aunque puede variar.

Por otra parte, al igual que ocurre con un médico general, no es necesario estar enfermo para acudir a una cita. En el caso de los ginecólogos, no es una regla general esperar el primer período para llevar a la niña. También se puede empezar desde antes para familiarizarla y propiciar un ambiente cordial.

A su vez, algo importante es que no sólo se tratar de acudir con un ginecólogo una vez sino que debe ser un hábito. De esta forma se puede revertir el hecho de sentir vergüenza, sentimiento que todavía prevalece entre muchas mujeres.