Un trío sexual es una de las fantasías sexuales más comunes que quizá desees experimentar.

Si es un tema que ya has platicado con tu pareja, lo mejor es que pongan reglas previas.

Para que todo salga bien, lo ideal es que sigas esta guía básica antes de quemar el colchón.

Cuando hablamos de fantasías sexuales, prácticamente a todos se nos viene a la mente hacer un trío sexual. 

Y es que resulta muy tentador -y arriesgado- meter a un extraño en la cama cuando estamos en pareja. 

Pero si ya lo has platicado con tu pareja y deciden experimentar la pasión de invitar a alguien más a su intimidad estos consejos te serán muy útiles.

Así puedes prepararte para la trilogía

Protección ante todo

Los condones y/o barreras de látex son indispensables. 

No importa si lo experimentas con alguien conocido o no.

La comunicación es esencial

Si tienes pareja coméntale que te encantaría probar esto juntos y disfrutarlo como cómplices.

Recuerda que para disfrutar la sexualidad a plenitud, ninguno debe sentirse obligado.

Si eres soltera, sé sutil y proponle a una pareja con la que se te antoje experimentarlo.

Busca el lugar adecuado

Define si la mejor opción es la cita en un hotel o una casa particular.

También es bueno que consideres qué tipo de habitación y/o ambientación les gustaría.

Si se trata de una cita de noche, ¿planearon dormir juntos los tres?

Notas relacionadas:

Audioporno: Lo que debes saber sobre la tendencia que revoluciona la industria porno

¿Qué significa bondage? Conoce todo acerca de esta práctica sexual

Conoce los succionadores de clítoris, el juguete sexual favorito de las mujeres

Cómo hacer un trío sexual

La importancia del código

Antes de llegar a la habitación, acuerden un código para parar, por si alguien no está a gusto. 

Piensen en una palabra neutra como manzana o algodón para saber cuándo detenerse.

Si en algún momento alguien quiere abandonar, se puede pactar de antemano otra palabra neutra para que no haya problema y las otras dos personas puedan seguir sin sentirse mal por ello.

Rompan el hielo

Ganar un poco de confianza, en especial si no se conocen, será una ventaja para poder disfrutar una noche de pasión.

Pueden compartir una cena en la que la conversación vaya subiendo de tono e incluso hacer un juego de preguntas sexuales.

Posiciones sexuales para un trío 

Trenecito o cadena

Es la postura ideal para comenzar pues no hay contacto visual y se puede ir trabajando un poco la vergüenza inicial del encuentro.

Se deben colocar en fila, una persona detrás de la otra.

Sándwich

Cuando ya se han tomado confianza, pueden seguir con ésta.

Una persona se tumba de lado y las otras dos penetran. 

Una variación es que una persona alterne la penetración en las otras dos.

Sexo oral doble

Esta postura consiste en que dos personas realizan sexo oral a una tercera. 

Usar pastillas de menta elevará la sensación placentera. 

También podrían optar por esposar al afortunado que sucumba a dos lenguas.

Cuatro puntos

Para combinar la penetración y el sexo oral, una persona se tumba y otra se coloca arriba para darle sexo oral y la tercera penetra.

Practiquen la hache

Una persona se tumba, mientras otra la penetra, y ésta le hace sexo oral a la tercera.

En esta postura se necesita mucha coordinación.

El 69+1

Dos de los participantes hacen un 69 mientras que la tercera persona penetra a la que no está tumbada. 

La persona que está debajo de todo tendrá muy buenas vistas

Hacer un trío no es algo que se haga cada día, así que lo ideal es llevar lencería sexy y/o ropa interior sexy, pues la ocasión requiere algo más sofisticado y atrevido.