Nunca te conformes con un hombre solo porque parece la única opción. 

Mereces más que alguien que te da un poco de atención y lo percibes insuficiente.

A veces la soledad puede dar miedo, nunca tengas una pareja para complacer a otros.

Encontrar la pareja que te mereces puede ser complicado si accedes a las presiones sociales, como cuando tú eres la única soltera y ya todos en tu círculo de amigos están casados, incluso con familia.

Ser una mujer empoderada significa encontrar esas señales de alerta que te dicen que tú mereces más que la pareja que tienes.

El amor de pareja debe ser mágico, mereces una pareja con la que sientas esa química y esos escalofríos tan solo al estar cerca.

Una pareja con quien no tengas temor de hablar de todo, de lo más esencial de la vida hasta lo más trascendental.

Notas relacionadas:

Diez consejos para mejorar tu autoestima y convertirte en una mujer empoderada

Así es como puedes convertirte en una mujer más fuerte en tan solo diez días

Estas cuatro señales indican que estás lista para enamorarte otra vez

Busca la pareja que te mereces

A veces nuestras historias pasadas nos hacen dudar, nos hacen creer que el problema somos nosotras y que seremos afortunadas si alguien nos da amor o un poco de atención.

Pero no es así, todas merecemos un buen amor, alguien que nos trate con dignidad, con respeto, que se comprometa realmente y no deberíamos esperar menos.

Para tener esas maravillas también debemos trabajar en ser la mejor versión de nosotras mismas, solo así podremos atraer a alguien que valga la pena, que esté a nuestro nivel y tal vez que hasta supere las expectativas. 

Lo más importante es que trabajes en tu autoestima, que aprendas a disfrutar de tu soledad. De esos momentos de introspección que te llevan a conocerte mejor a ti misma.

Nunca te conformes con un hombre porque en ese momento parece ser la única opción.

Pues cuando te amas realmente no te detienes hasta encontrar lo que sea mejor para ti.

Es tu decisión escuchar a tu corazón y dejarte llevar por tu intuición que te llevará a la persona indicada para ti.

El tiempo será tu mejor aliado y cuando realmente aparezca la persona indicada, sabrás que la espera valió la pena.