Como una alternativa para poder llevar una vida sexual activa sin el riesgo a tener un embarazo no deseado es que existen las pastillas anticonceptivas. En la actualidad se ha posicionado como el método más común en todo el mundo por ser práctico y mostrar una alta efectividad.

Pero de igual forma se debe tomar en cuenta que existen diversas pastillas anticonceptivas y múltiples compañías que las ofrecen. Por lo tanto, puede ser confuso para algunas mujeres que apenas se encuentran en el momento de elegir alguna. Para evitar ese tipo de confusión te compartimos un decálogo con algunos aspectos que debes tomar en cuenta.

  • Las píldoras anticonceptivas se dividen en dos grupos principales: las píldoras combinadas y la minipíldoras.
  • La diferencia entre ambas es que las píldoras combinadas contienen estrógeno y progesterona; en cambio, la minipíldora sólo progestina.
  • Las píldoras combinadas se clasifican en convencional y dosificación continua, de acuerdo con la frecuencia que la mujer quiera tener sus períodos.
  • En la convencional, los paquetes contienen 21 píldoras activas y 7 píldoras inactivas, o 24 píldoras activas y 4 píldoras inactivas. En este caso, el sangrado se produce todos los meses en que se tomen las píldoras inactivas.
  • En la dosificación continua los paquetes presentan 84 píldoras activas y 7 píldoras inactivas. El sangrado suele producirse sólo cuatro veces al año durante el tiempo en el que tomas las píldoras inactivas. El resultado es que el sangrado se produce sólo cuatro veces al año durante el tiempo en el que se tomen las píldoras inactivas.
  • A su vez, las píldoras combinadas se dividen en monofásica y multifásica.
  • Las monofásicas son las que contienen la misma cantidad de estrógeno y de progestina.
  • Por su parte, en las multifásicas la cantidad de hormonas en las píldoras activas presenta una variación.
  • Las ventajas de las pastillas combinadas son que ofrecen un menor riesgo de cáncer de ovario y evitan riesgos asociados con el embarazo. En cambio, las ventajas de las minipildoras son que se pueden tomar durante la lactancia y que ofrecen un rápido retorno a la fertilidad, en caso de que la mujer desee quedar embarazada
  • Por último y más importante, no todas las clases de pastillas son para todas las mujeres. Por eso se recomienda siempre consultar previamente a un ginecólogo para poder elegir el tipo más adecuado para cada caso.